¿Cómo borrar las líneas de expresión profundas?

Es gusto poder compartir con ustedes un nuevo post chicas, por eso hoy dedicaremos este espacio a tratar un tema que ronda en la cabeza de muchas mujeres, sobre todo de las que ya pisamos la década de los 40 y notamos nuestra piel menos tersa y tonificada de lo que la solíamos tener, ¡pero tranquilas chicas! la belleza está reservada para todas las edades, ya verán cómo.

A lo largo de nuestra vida vivimos numerosas y muy satisfactorias experiencias, así como también momentos de dolor o impotencia, momentos que poseen una gran carga emocional, cuya proyección es responsabilidad de nuestro rostro, así es, reír a carcajadas, fruncir el ceño, entrecerrar los ojos para ver, son solo algunos de los muchos gestos a los que solemos recurrir.

Sin embargo, estos gestos no solo van quedándose plasmados en nuestra piel por sus múltiples repeticiones, sino que también con el paso de los años se van convirtiendo en las muy temidas arrugas, que reflejan tanto nuestra edad, como los cambios internos que está sufriendo nuestro organismo.

Factores biológicos responsables

Bueno chicas, es un hecho que, con el paso de los años, nuestro organismo va reduciendo en gran medida la eficacia de sus procesos para proteger y regenerar nuestra piel; es por eso, que debemos brindarle muchos más cuidados y apoyo, iniciando con una rutina de cuidados especiales para nuestra piel, una alimentación balanceada y por supuesto un poco de actividad física.

La pérdida de la elasticidad de nuestra piel, es producto de la disminución de proteínas como la elastina y el colágeno dentro de nuestro cuerpo, lo que produce que las fibras elásticas de nuestros tejidos ya no sean tan resistentes, lo que hace que esas pequeñas líneas de expresión se transformen en surcos profundos y marcados.

Ayuda a tu cuerpo con una buena rutina de cuidados

Por suerte chicas, existen numerosos secretos que podemos poner en práctica para ayudar a nuestra piel a mantenerse joven por más tiempo, además de poder ayudarla a reponerse mejor frente a los agentes externos, ¡vamos allá!:

  • Dormir como un bebe: Así es, si algo está cerca de ser la fuente de la juventud eterna, son unas buenas horas de sueño. Es importante que respetes las horas de sueño que dedicas a tu cuerpo, ya que esto ayuda a tener una piel mucho más fresca y tonificada, un mínimo de ocho horas de sueño es ideal.
  • Hidratación y protección solar: Es de gran importancia que adquieras para tu rostro un buen sérum hidratante, de preferencia que contenga componentes como el colágeno, el escualeno, y sobre todo protección solar.
  • Alimentación verde: Es importante que agregues a tu dieta diera una buena porción de vegetales de hoja verde, ya que son auténticos antioxidantes naturales, ayudando así a tu organismo a eliminar los radicales libres que ocasionan el desgaste de los tejidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *